El mercado

El mercado fotovoltaico se encuentra en la fase más emocionante de su historia. Gracias al colosal esfuerzo de Alemania, en los 10 últimos años ha sido posible desencadenar una revolución energética mundial. La República Federal Alemana, con sus sólidas finanzas de nación industrializada, ha respaldado y fomentado enormemente los trabajos pioneros de la tecnología fotovoltaica. En un plazo muy breve fue posible tener los módulos solares listos para su producción en serie y, a partir de entonces, producirlos en grandes cantidades. Gracias a la Ley alemana de energías renovables (EEG) y a la seguridad en materia de planificación a ésta asociada, se consiguieron inversores solventes que garantizaron la puesta en marcha de grandes centrales solares.

Actualmente la tecnología fotovoltaica se encuentra ante el segundo paso importante de su evolución: una producción de electricidad rentable que no precise de incentivos que la sostengan. Gracias a las grandes centrales solares, modernas y eficientes, ha llegado a ser posible generar energía solar limpia por menos de 10 céntimos. La energía necesaria para ello la proporciona el sol, una fuente fiable y gratuita.

La fotovoltaica 2.0 ha comenzado. La revolución continúa.

Superficies modulares con las que puede cubrirse con energía solar la demanda mundial de energía actual.

Video

Manténgase al día

Pressemitteilung